Qué es Small Data y por qué debes utilizarlo en tu empresa

El análisis Big Data suele ser bastante complejo y complicado. Según un estudio de Campaigner, dos tercios de las empresas encuestadas creen que los datos más pequeños y segmentados, proporcionan una mejor perspectiva para la comercialización. Sigue leyendo qué es el Small Data y por qué debes utilizarlo en tu empresa.

¿Qué es el Small Data?

Los datos se han convertido en la fuente de información más valiosa que tienen las empresas. Estos por sí solos, no tienen la capacidad de comunicar, pero al asociarse a un contexto, pueden ser un gran activo para la gestión y la toma de decisiones.

Con el tiempo los datos se han vuelto más grandes, variados y complejos, suponiendo más trabajo para las empresas que quieran analizarlos, justo para ese momento, nació el Big Data. Luego fue que surgió el concepto Small Data, que se refería a la información que ya trabajaban antes.

El Small Data, también conocido como microdatos, es un conjunto de datos en formatos sencillos y de un tamaño bastante reducido para ser más accesibles y procesables. Siendo de esta manera, lo opuesto al big data. Por otro lado, son datos más pequeños y con detalles concretos, extraídos a través de una observación directa.

Martin Lindstrom, autor del libro “Small Data: Las pequeñas pistas que nos advierten de las grandes tendencias” comenta que el “small data” nació cuando trabajaba como asesor comercial e investigador de mercados para la empresa Lego, y explica cómo la empresa logró recuperarse, tras una baja de 32% de las ventas en la navidad del 2003, gracias a los pequeños datos que descubrió en una visita a la casa de un niño de 11 años.

Desde dicho momento, Lego cambió su enfoque e hizo reflotar sus ventas mediante “las huellas que deja el cliente”, prestando mayor atención a sus consumidores infantiles.

Otras empresas luego de ver cómo Lego sobrevivió a una crisis, comenzaron a implantar esta misma metodología en sus organizaciones. 

Este concepto de Small Data, invita a las empresas a olvidar por un momento las máquinas para concentrarse en el entorno real y en lo que realmente importa, la experiencia de los clientes.

 

También te puede interesar: ¿Qué significa IaaS, PaaS, Saas y cuáles son sus diferencias?

 

¿En qué se diferencian el Small Data y el Big Data?

Los conceptos Small Data y Big Data tienen el mismo objetivo, obtener información relevante para la toma de decisiones, pero sí, tienen ciertas diferencias. 

El Big Data gira en torno a la idea de procesar y analizar cantidades masivas de datos para identificar el comportamiento del cliente o impulsar su negocio, el Small Data es todo lo contrario, suponiendo un cambio en la forma en que las compañías hacen uso de sus datos. 

Este término propone adquirir conjuntos de datos más precisos, relacionados con los objetivos del negocio, mayormente orientados a conocer al consumidor y cómo interactuar con él. Algunos ejemplos de Small Data serían las encuestas de satisfacción, el historial de búsquedas de una web, los datos de ventas, horario de compra u el perfil del usuario que ingresa a la web.

Las empresas más pequeñas logran tener una ventaja importante con el small data, logrando ahorrar en tecnología costosa o especializada y reducir el tiempo en obtener o analizar la información.

De acuerdo con Martin Lindstrom, el Big Data consiste en encontrar correlaciones, mientras que el Small Data se preocupa por las causas y razones detrás de las cosas.

El uso de ambos beneficiará a las grandes y pequeñas empresas que quieran ser más competitivas, rentables y ofrecer una mejor experiencia a sus clientes. Lo ideal es que el Big Data se convierta en una nueva fuente de entrada para el Small Data.

 

También te puede interesar: La digitalización de los flujos de trabajo

 

Beneficios del Small Data

El small data es capaz de ofrecer los siguientes beneficios:

  • Tomar decisiones basadas en las preferencias del cliente.
  • Mejorar los procesos de producción.
  • No requiere de costosa tecnología para la recolección y análisis de datos.
  • Adaptar los productos y servicios según la ubicación, la edad o los recursos económicos de los clientes.
  • Descubrir nuevos mercados de nicho.
  • Adecuar los precios según la demanda.
  • Enriquecer el diseño de los productos y servicios según el perfil de los clientes.
  • Adoptar y mejorar los canales de promoción y distribución.
  • Personalizar campañas según los gustos y necesidades de los clientes.
  • Optimizar las compras y las búsquedas del consumidor.
  • Interactuar mejor y más personalizadamente con los clientes.

 

También te puede interesar: Análisis de situación de tu empresa ¿qué son los KIPs y para qué sirven?

 

¿Cómo implementar el Small Data en tu empresa?

Implementar el Small Data es bastante sencillo y no requiere de conocimientos avanzados ni adquirir tecnologías sumamente costosas. Se trata de recopilar datos que están alrededor de la marca ya sea a través de redes sociales o la analítica web.

Solo las empresas más especializadas y con la capacidad de inversión pueden apostar por la adopción de tecnologías Big Data para convertir los pequeños datos en oportunidades de crecer más rápidamente como compañía, pero no es obligatoriamente necesario.

También se puede optar por delegar en terceros la síntesis de la información obtenida para transformarlos en Small Data e incorporarlos a los sistemas que habitualmente utilice para almacenar y analizar datos.

Pero siempre hay que recordar que, ya se que incorpores en la empresa tecnologías o no, lo único que se necesita es conocer a profundidad a los clientes, de forma directa e individualizada ya sea online u offline.

 

También te puede interesar: ¿Qué utilidad tienen los gemelos digitales en una empresa?

 

Pasos claves para aplicar el Small Data

Participación de toda la organización

Dirige un proyecto anual con este tipo de información, para motivar la participación de los trabajadores y empoderándolos para analizar el Small Data de sus respectivas áreas.

Enfoque disciplinario

Como los proyectos de Small Data no implican una gran complejidad, es importante recordar que los datos produzcan información de valor, es por eso que tener un enfoque disciplinario será de gran ayuda. Para hacerlo hay que definir el problema, recopilar los datos, analizarlos, asegurar ganancias e identificar las próximas oportunidades.

De esta forma este ciclo se podrá repetir las veces que sea necesario.

Capacitación del equipo

Todos en el equipo deben estar capacitados para aplicar el Small Data, deben conocer sobre la recolección, análisis y aplicar los datos al entorno real.

De este modo, tu empresa podrá poner en práctica el análisis de este tipo de información con mayor eficacia y rapidez.

Construir de menor a mayor

Lo ideal es abordar al menos un problema a la vez, para posteriormente, utilizar todo lo aprendido en el próximo y así, poder aplicarlo a toda la empresa.

 

Utilizar el Small Data no significa descartar las iniciativas de Big Data, ambos pueden complementarse y hacer tus procesos más eficientes con una estrategia integral de análisis.

Cuenta con las soluciones digitales para la nueva era digital. Ingresa a Gestion Direct o escríbenos a gestiodirect@gd.eu y pide una asesoría para tu proceso de digitalización empresarial.

Mantente informado sobre

las novedades tecnológicas

para avanzar hacia la digitalización de tu negocio, con Gestion Direct.

¿Qué te ha parecido este contenido?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los campos obligatorios están marcados con *

Correcto!
Por favor ingrese su nombre
Correcto!
Por favor ingrese su email
Correcto!
Por favor llene este campo
Es necesario aceptar las politicas de privacidad

Comentarios

    Sin comentarios

;

Entradas guardadas