Buenas y malas prácticas para estrategias de seguridad en la nube

Admin

Sin duda alguna, la información es el activo más importante de una empresa. No obstante, la mayoría no la protege como el bien preciado que es. ¿Quieres saber qué tan bien llevas a cabo tu estrategia de seguridad en la nube? Aquí te contaremos todo lo que debes y no debes hacer, ¡Vamos!

¿Qué es la seguridad en la nube?

Pese a que existen muchas empresas en la nube, casi todas desconocen qué es la seguridad en la nube y carecen de una estrategia bien definida.

Te explicamos: la seguridad en la nube es el conjunto de tecnologías, procedimientos y políticas destinadas a fortalecer y proteger los entornos informáticos en la nube, las aplicaciones que se ejecutan y los datos almacenados en ella ante posibles amenazas de ciberseguridad. 

La seguridad de los servicios en la nube comienza por comprender qué es lo que se está asegurando como empresa, así como los aspectos del sistema que debe ser administrado.

Básicamente, el desarrollo del soporte contra las vulnerabilidades de la seguridad están en gran parte en manos de los proveedores de servicios en la nube. Por ello, es fundamental elegir uno consciente de la importancia de la seguridad, mientras que la empresa, como cliente, debe centrarse mayormente en la configuración adecuada de servicios y establecer los hábitos de uso seguros.

El alcance de toda una estrategia de seguridad en la nube está destinada para proteger lo siguiente:

  1. Redes físicas: energía eléctrica, cableado, enrutadores, controles de clima, etc.
  2. Almacenamiento de datos: entiéndase por discos duros, etc.
  3. Plataformas de virtualización de equipos informáticos: software para máquinas virtuales, máquinas invitadas y máquinas anfitrionas.
  4. Servidores de datos: hardware y software informáticos propios de la red central.
  5. Middleware: gestión de APIs.
  6. Sistemas operativos: este es el software que soporta todas las funciones informáticas.
  7. Datos: comprende toda la información almacenada, toda la que fue modificada y a la que se ha accedido.
  8. Entornos de ejecución: se refiere a toda la ejecución y mantenimiento de programas.
  9. Aplicaciones: se refiere a todos los servicios tradicionales de software (software de impuestos, correos electrónicos, etc.)
  10. Hardware para el usuario final: hablamos de ordenadores, tecnología IoT, dispositivos móviles, etc.

 

También puede interesarte: ¿Cómo protegerse de un ciberataque Man In The Middle?

 

La importancia de que tu empresa cuente con una buena seguridad en la nube

Igual que pasaría con cualquier otro tipo de computación, usar la nube para el día a día de tu empresa también conlleva sus riesgos. Sin embargo, aunque se considera a la tecnología en la nube mucho más segura que la tradicional, las ciberamenazas no descansan.

La seguridad en la nube ha avanzado con paso firme y se ha hecho cada vez mejor, aunque los riesgos persisten en la medida que los ciberdelincuentes encuentran nuevas formas de atacar desde las redes.

Aun así, las violaciones de los datos no siempre son el resultado de actividad criminal, también pueden ocurrir por negligencias cometidas o errores humanos. Por ejemplo, nunca faltan los empleados que acceden a la nube desde dispositivos no seguros o conectados a una red pública y exponen en su totalidad los datos confidenciales.

Los servicios en la nube para empresas sin duda llegaron para agilizar las cosas y modernizarlas. Pero, al subir información a la nube, tanto privada como confidencial, el riesgo de que puedan acceder a ella incrementa. Por ello, es esencial tomar medidas y establecer hábitos de seguridad.

¿A qué amenazas puede estar expuesta una empresa?

¿Quieres saber a qué amenazas estarías expuesto de no crear una estrategia sólida de seguridad en la nube? Mira aquí:

seguridad en la nube

Pérdida de datos confidenciales

Gran parte de los datos que son almacenados en la nube son confidenciales, privados e incluso propiedad intelectual o patentes de la empresa. Si un delincuente informático lograra entrar al servicio en la nube de la empresa, pudiera acceder sin problemas a esa valiosa información.

Pérdida del control del usuario final

Sin la visibilidad y el control adecuado, los usuarios finales de la empresa pueden, sin saberlo o, inclusive, voluntariamente, poner en peligro la integridad de la compañía.

Para mencionarte un ejemplo, un vendedor que está a punto de dimitir de su puesto actual, decide descargarse un informe de los contactos de sus clientes y subirlos a un servicio personal. Si este luego es contratado por una empresa de la competencia, esta podría aprovechar esos datos.

Malware

Los servicios en la nube son el objetivo central para la filtración de datos. Este es el proceso en el que un atacante informático transfiere datos de manera no autorizada desde tu ordenador.

Esta es una de las amenazas por las que más debes establecer una rutina de seguridad para tus datos, pues los ciberdelincuentes cada vez desarrollan nuevos métodos de filtración de datos muy difíciles de detectar.

Incumplimientos contractuales

Cuando dos partes comerciales firman un contrato, a menudo este restringe la forma en la que son usados los datos y quiénes tienen acceso a ellos. Si un empleado no autorizado mueve a la nube datos restringidos, el contrato estaría siendo violado, por lo que se puede llegar a sufrir represalias legales.

Daño a la reputación frente a los clientes

Si se produjera una fuga de datos, es inevitable que los clientes experimenten la pérdida de confianza en tu empresa. Y, sin la confianza suficiente, sería probable que tu empresa deba lidiar con una pérdida de ingresos importante.

Eso sin olvidar mencionar el efecto “deserción de clientes”, el cual es muy común luego de que se pierde la confianza.

Pérdida de ingresos

Muy de la mano con el punto anterior, está una de las consecuencias más perjudiciales a las que una empresa puede enfrentarse luego de un accidente de seguridad en la nube. 

Como ya te mencionábamos antes, los clientes pierden la confianza en tu capacidad para resguardar su información sensible y acabarán yéndose a otro lugar, lo cual te costará enormes cantidades de dinero.

Y todo sin mencionar el coste promedio de una filtración de datos, la cual es de aproximadamente 4 millones de euros, una cifra a la que muchas organizaciones no pueden hacer frente.

 

También puede interesarte: Consejos para prevenir ataques informáticos

 

3 buenas prácticas de empresas para la seguridad en la nube

Prepárate, porque te contaremos las buenas prácticas que toda empresa en la nube debe llevar a cabo:

Elige de forma razonable el proveedor de servicios

Ten claras las necesidades de tu empresa y, con base en eso, elige tu proveedor de servicios. Puedes realizar evaluaciones de riesgo y proveedores en relación con la claridad contractual, responsabilidad legal, viabilidad, disponibilidad, cumplimiento, resiliencia comercial, ética, etc.

Define qué es lo importante

Una gran parte de los profesionales de IT y seguridad asegurar que las organizaciones no evalúan de forma correcta qué tipo de información no puede ser almacenada en la nube por su naturaleza sensible.

Definir los tipos de datos que se usan y categorizarlos según las medidas apropiadas es un paso importante para la protección de la información que subes a la nube.

Monitorizar la actividad en la nube y mantenerte al día con las amenazas

Las soluciones de computación en la nube típicamente te ofrecen e incluyen cuadros de mando y herramientas que te proporcionan el estatus de la red en tiempo real. Como por ejemplo: registros de sesión, informes de acceso y mucho más.

Establecer una evaluación cíclica de los riesgos, de extremo a extremo del proyecto, permite a las empresas detectar con rapidez cualquier vulnerabilidad y mejorar los tiempos de reacción. 

El análisis temprano de los incidentes contribuye con un mejor manejo de las amenazas futuras y fortalece la seguridad.

3 malas prácticas que ponen en riesgo los datos de tu empresa

Como en todo, hay cosas que debes y no debes hacer. Pero, ¿conoces las cosas que significan una mala práctica para la seguridad en la nube? Te contamos 3 malas prácticas que debes evitar a toda costa

Conectarte a redes públicas

Sabemos que a veces, por emergencias o cualquier otra situación, tienes la opción de conectarte a una red pública. Por ejemplo: algún centro comercial, algún restaurante o el aeropuerto. Sin embargo, lo ideal es que evites conectarte a este tipo de redes.

Una red que no es privada y que no sabes quién puede estar conectado vulnera significativamente toda tu información. Dando la oportunidad a un tercero de acceder a todos los archivos privados, sensibles y confidenciales que tengas almacenados.

No tener orden a la hora de guardar la información

No te recomendamos tener información guardada de forma desordenada como si fuera una búsqueda del tesoro; es decir, en discos duros, en carpetas de tu PC, en carpetas de la nube, etc. Llegará un momento en que no sabrás dónde está cada cosa y, en una mínima distracción, puede caer en las manos equivocadas.

Asegura tu información en carpetas ordenadas y, de ser posible, cífrala. Ello te ayudará a ahorrar espacio y te brindará practicidad de acceder remotamente a los archivos almacenados.

No tomarte en serio lo de las contraseñas

Casi la totalidad de los ataques y la vulnerabilidad de los datos importantes de la empresa ocurren por las contraseñas que se establecen. No uses la misma contraseña para todo, pues, al descubrir la primera, será muchísimo más sencillo revelar las siguientes y echarle mano a lo que se quiera.

¿Sabes cuánto le toma a un hacker descifrar una contraseña con un programa? Alrededor de treinta minutos; si está muy complicada, quizá le tome 4 horas, pero lo logrará.

¿Qué te recomendamos? Usa gestores de contraseñas. Sabemos que a veces necesitas sentir que tienes el control de que utilizas una contraseña que recuerdas. Pero, cuando se trata de tu empresa, lo mejor es que apuestes a lo seguro.

seguridad en la nuve

 

También puede interesarte: Servicios en la nube y la productividad empresarial

 

Nunca olvides que el futuro y la seguridad de tu empresa está en tus manos. No repitas las malas prácticas y cíñete a las buenas para impulsar al máximo la seguridad en la nube para los datos de tu organización. 

¿Quieres conocer más sobre las tendencias empresariales que harán evolucionar tu negocio? Suscríbete a nuestro blog en Gestion Direct donde semanalmente subimos contenido nuevo y actualizado. Y si quieres saber más sobre nosotros y nuestras soluciones digitales, no dudes en contactarnos a través de gestiondirect@gd.eu.

Mantente informado sobre

las novedades tecnológicas

para avanzar hacia la digitalización de tu negocio, con Gestion Direct.

¿Qué te ha parecido este contenido?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los campos obligatorios están marcados con *

Correcto!
Por favor ingrese su nombre
Correcto!
Por favor ingrese su email
Correcto!
Por favor llene este campo
Es necesario aceptar las politicas de privacidad

Comentarios

    Sin comentarios

;

Entradas guardadas