6 técnicas de Growth Hacking para potenciar tu startup

Jonatan Carbonell

En el mundo de las startups, uno de los conceptos más usados es el de “Growth Hacking”. Si aún no sabes lo que es, estás perdiendo una gran oportunidad de hacer crecer notoriamente tu startup. Descubre con nosotros cuáles son las técnicas de growth hacking más efectivas y cómo aplicarlas exitosamente en tu empresa.

¿Qué es el Growth Hacking?

Growth Hacking es un término que está relacionado con las estrategias enfocadas únicamente en el crecimiento del negocio. Generalmente, se vincula con las nuevas empresas o startups cuando están en su etapa inicial y necesitan crecer de manera masiva en muy poco tiempo y tienen, además, presupuestos pequeños.

En este sentido, el objetivo de esta técnica multidisciplinaria es adquirir la mayor cantidad de usuarios y clientes, invirtiendo la menor cantidad de recursos y manteniendo en el mínimo los desembolsos financieros.

Para aplicarla, entonces, es fundamental conocer a fondo tu producto y entender realmente cuál es su escalabilidad. Por ello, deben usarse los medios necesarios para difundirlo entre la mayor cantidad de personas a través del uso de herramientas.

 

También puede interesarte: Business Analytics: Lo importante de analizar la data de tu negocio

 

¿Cómo es y qué hace un growth hacker?

El perfil de un growth hacker resulta ser muy específico. Este aporta una nueva forma de ver el mercado, basada en la creatividad y el ingenio para poder crecer haciendo uso de la menor cantidad de recursos.

Este se encargará de redefinir los productos y su distribución para llegar al máximo número de personas que sea posible.

Aquel que ejerza este cargo dentro de la startup deberá ser creativo, con capacidades de respuesta, ambicioso, analítico y tener una serie de conocimientos técnicos indispensables. Pues, no hay que olvidar que esta es una técnica multidisciplinaria.

Esta lista de aptitudes son justamente lo que convierte al growth hacker un perfil sumamente solicitado y difícil de encontrar. El growth hacker busca multiplicar los resultados, probar nuevas cosas y medir los resultados.

Para que conozcas mejor este perfil, a continuación te describimos sus características principales:

técnicas de growth hacking

 

También puede interesarte: La cultura digital en las empresas

 

6 técnicas de Growth Hacking para potenciar el crecimiento de tu startup

Para ejecutar correctamente un plan basado en growth hacking necesitarás aplicar una serie de técnicas para que tu empresa crezca y triunfe. Aquí te contamos 8:

1. Crowdfunding

El crowdfunding, o también conocido como financiación colectiva, es una buena alternativa para aquellos que buscan financiación para llevar a cabo un proyecto. Su objetivo es recaudar fondos para que miles de personas puedan convertirse en inversores de proyectos publicados.

En este sistema de financiación colectiva son aportadas pequeñas cantidades de dinero que fueron establecidas de forma jerárquica y en función de la estrategia del emprendedor. 

Ahora bien, seguro te preguntarás, ¿cómo es devuelto dicho dinero? Pues, te avisamos que no es de manera tradicional. Aunque parezca extraño, la retribución de ese aporte puede llegar a ser, por un ejemplo, una muestra gratuita del producto. Todo es cuestión de llegar a un acuerdo.

2. Modelo Freemium

El modelo Freemium suele ser habitual en empresas SaaS y resulta muy beneficioso para las startups y aplicaciones online.

Fíjate bien, existen dos maneras de llevarlo a cabo:

  1. Ofreciendo al usuario una versión gratuita del servicio o producto por un tiempo determinado para que pueda probarlo. Una vez se cumpla el plazo, deberá pagar para seguir usándolo.
  2. Dejar que el usuario haga uso del producto o servicio gratuitamente, pero con ciertas limitaciones. Por ejemplo, apariciones publicitarias, funcionalidades reducidas, etc. En estos casos, para disfrutar de las funcionalidades completa, deberá contratar la versión paga.

3. Sistema de recompensas

El sistema de recompensas es una técnica de growth hacking usada con mucha frecuencia por las grandes empresas. Esta consiste en ofrecer recompensas —o algún tipo de descuento— a los usuarios a cambio de que estos los recomienden y lograr que alguno se registre en la plataforma.

Como ejemplo, tenemos a Dropbox, quien ofreció espacio gratuito de almacenamiento a quienes lo recomendaban exitosamente entre sus conocidos. De ese modo, logró pasar de 100.000 a 4 millones de usuarios en tan solo 15 meses.

4. Efecto WOW

El efecto WOW se refiere a la capacidad de generar emoción o fascinación o impacto positivo por algo. Esta técnica consiste en ofrecer  a los usuarios más de lo que esperan con el objetivo de provocar en ellos alguna reacción emocional, pero sin pedirles nada a cambio.

Y, ¿por qué deberías hacerlo? Pues, sorprender al cliente y emocionarlo a través de estrategias y técnicas persuasivas aseguran la conversión. Por ejemplo, si un usuario compra un curso online, el efecto WOW podrá ser recibir plantillas gratuitas, un módulo extra, un tutorial de ayuda o cualquier otro obsequio.

Este tipo de acciones provoca que el usuario quiera compartir su experiencia positiva con otros y, como consecuencia, la reputación de la marca mejorará al igual que la fidelización de los clientes.

5. Mailing

Si tu intención es llegar a la mayor cantidad de personas a través del correo electrónico, ¿cómo piensas hacer que tus e-mails destaquen entre los demás? La respuesta es simple: con una buena campaña de e-mail marketing.

Este tipo de técnica te permitirá analizar la segmentación de la lista de tus contactos, el horario en el que lo envías, el asunto que te ayudará a generar conversación. Y, gracias al growth hacking, podrás identificar tendencias y conocer sus resultados.

El mailing es una manera de comunicarte directa y personalmente con las personas para así crear un vínculo entre tu empresa y los clientes para anunciar tus productos y servicios, por ejemplo.

6. La venta de urgencia

Esta es una estrategia perteneciente al neuromarketing que consiste en crear una sensación de urgencia e inmediatez en el cliente para así incentivar su respuesta.

Desde luego, el mensaje debe cumplir con ciertas cualidades que le permitan transmitir esta situación de urgencia. Por ejemplo:

  • Ofrecer gran visibilidad de los productos y sus detalles.
  • Tener promociones limitadas y dirigidas a un tipo específico de clientes, por ejemplo, los nuevos.
  • Publicar ofertas discontinuas en el tiempo y con pronta caducidad.
  • Dar incentivos que pretendan “ayudar” a tomar la decisión de compra de los usuarios, por ejemplo, bonos, descuentos, combos, etc.

 

También puede interesarte: Recomendaciones para crear un plan de digitalización

 

Ahora que sabes cuáles son las técnicas de growth hacking puede hacer crecer tu empresa velozmente y con el mínimo de recursos, ¿qué esperas para implementarlas y alcanzar el éxito? 

En Gestion Direct te ofrecemos soluciones digitales que harán mejor el día a día de las gestiones de tu empresa, para consultar nuestros precios y solicitar una demo, contáctanos a través de gestiondirect@gd.eu y nuestros profesionales te atenderán con gusto.

Mantente informado sobre

las novedades tecnológicas

para avanzar hacia la digitalización de tu negocio, con Gestion Direct.

¿Qué te ha parecido este contenido?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los campos obligatorios están marcados con *

Correcto!
Por favor ingrese su nombre
Correcto!
Por favor ingrese su email
Correcto!
Por favor llene este campo
Es necesario aceptar las politicas de privacidad

Comentarios

    Sin comentarios

;

Entradas guardadas