5 claves para aumentar la productividad laboral en tu empresa

Establecer una estrategia que aumente la productividad laboral de tu equipo de trabajo es una de las tareas básicas para conseguir el éxito de una organización. Al medir la productividad en el trabajo de tus empleados podrás detectar cuáles son las áreas de mejora, plantear nuevas estrategias y tomar decisiones sin necesidad de improvisar. ¿Quieres saber cómo aumentar la productividad laboral en tu empresa? En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber.

¿Qué es la productividad laboral?

Para empezar, se debe tener claro que la finalidad principal de llevar a cabo cualquier trabajo es la productividad. Es decir, usar cada vez el menor tiempo posible en el desarrollo de tareas. Lograr una alta producción trae consigo un aumento de la productividad laboral.

Claro está, la productividad en el trabajo depende de factores como la correcta gestión del trabajo en equipo, la distribución de la carga de trabajo, la organización, la definición de tareas e incluso el orden que lleve la jornada laboral.

La productividad laboral podría considerarse, entonces, como la relación entre los resultados obtenidos y los recursos de los que se echó mano para poder obtenerlos. Dicho esto, una persona productiva no es aquella que trabaja 14 horas, sino aquella que en una hora logra el objetivo diario normal.

El objetivo de las empresas, en este sentido, es alcanzar el nivel más alto de productividad; es decir, el mayor aprovechamiento de los recursos que resulte en una mayor producción.

 

También te puede interesar: La digitalización de los flujos de trabajo

 

5 claves para aumentar la productividad laboral en tu empresa

La meta debe ser que tu equipo se sienta tan cómodo como comprometido con los objetivos de tu empresa. Por esa razón, necesitas optimizar al máximo los recursos que te permitan gestionar mejor el tiempo y las necesidades de cada miembro.

La productividad laboral debe incrementar cada vez más, ya que de eso dependerá la rentabilidad de tu organización. A continuación te dejamos las 5 claves para mejorar la productividad laboral de tu equipo:

Productividad laboral

1. Supervisa el flujo de trabajo con frecuencia

Necesitas disponer de herramientas que monitoreen las tareas, la eficiencia y la productividad empresarial de tu equipo, hoy día eso es imprescindible.

Existen muchas apps en el mercado que te permite llevar un control de las tareas que realiza cada miembro de tu equipo e, incluso, llevar un seguimiento completo de todo un proyecto. También, existen herramientas de medición de horas y productividad por proyecto, lo cual ayudará a que tu equipo tenga un tiempo destinado solamente a sacar con total concentración su trabajo.

Y, por supuesto, también puedes echar mano de metodologías de trabajo como es la de Pomodoro. Claro está, con ella no te será posible supervisar a tus colaboradores, pero no está de más mencionarte la opción.

2. Haz simples las comunicaciones

Los empleados son felices cuando sienten que forman parte de las cosas grandes de la empresa y cuando son escuchados. Cuando saben que cuentan contigo para ciertas cosas, su efectividad mejora en cuanto a la culminación de tareas y la comunicación.

Puedes probar haciendo que departamentos distintos interactúen entre sí. De ese modo, habrá más intercambio de información y un mayor entendimiento de la empresa como un todo cuyas comunicaciones están entretejidas.

3. Establece objetivos y analiza las métricas

Necesitas definir muy bien tus objetivos a corto, mediano y largo plazo. Así, puedes asegurarte de que cada uno de tus trabajadores es consciente de los objetivos que persigues, los plazos con los que debe cumplir y cuál es su rol en la cadena de cumplimiento de estos objetivos.

Es importante que establezcas objetivos claros y realistas, de esa forma ni tú ni los miembros de tu equipo serán víctimas del estrés.

4. Atiende un tema a la vez

Nada anula más la productividad de un equipo de trabajo que las gestiones multitareas, pues es la principal fuente de estrés. Lo mejor es que atiendas en tema a la vez y definas prioridades. Una vez lo hayas hecho, notarás un cambio gigante en la productividad laboral de tu equipo.

5. Solo las reuniones necesarias

Las reuniones son excelentes fuentes de comunicación e interacción entre los empleados y sobre todo hacen que se sientan parte del proyecto.

Sin embargo, es importante controlar la cantidad de reuniones que se hace en un día, pues el tiempo que roban por falta de organización dificulta el cumplimiento de los objetivos.

Aquel que dirija las reuniones debe tener claro los objetivos de las mismas y las conclusiones concretas de cada plano de acción para continuar con el trabajo una vez termine. Recuerda siempre que demasiadas reuniones, y sobre todo si estas son extensas, roban mucha energía y no anulan la productividad de tu equipo.

 

También te puede interesar: Cómo gestionar equipos en remoto de forma eficaz 

 

Ventajas de aumentar y medir la productividad laboral

Cuando estás en proceso de llevar la productividad laboral de tu empresa al siguiente nivel, es importante hagas mediciones de la misma. Ello te traerá ventajas como:

Productividad laboral

  • Anticiparte a los resultados y saber cuánta rentabilidad puedes esperar al final del año.
  • Localizar cuáles son los factores que impiden que la empresa crezca con plenitud.
  • Obtener resultados a corto y mediano plazo.
  • Verificar cuáles acciones nos brindan los resultados deseados.
  • Ajustar las jornadas laborales y el volumen de producción, esto simplificará el proceso de análisis y la toma de decisiones.
  • Incrementa las fortalezas de la empresa y reduce aquellas cosas que eran una debilidad.
  • Tu empresa ganará mayor competitividad en el mercado respecto a otras que pertenezcan al nicho.

 

También te puede interesar: Flujo de trabajo: qué es, para qué sirve y cómo optimizarlo

 

Para medir la productividad de forma más eficiente, las empresas pueden echar mano de diversas herramientas que faciliten este cálculo. Ello permitirá a los líderes maximizar el rendimiento de cada uno de sus empleados, así como también podrán analizar sus habilidades y estimar hasta donde puede llegar su talento en el futuro.

Finalmente, es importante que tus empleados se encuentren a gusto trabajando para ti. Recuerda que la máxima de la productividad comienza con un buen liderazgo: recompénsalos cuando hagan las cosas bien, mantén las comunicaciones abiertas, ofrece flexibilidad en los horarios y administra bien los tiempos.

 

Puedes consultar nuestro catálogo de soluciones digitales en Gestion Direct para incrementar la productividad de tus equipos. Asimismo, si tienes dudas que quieras resolver, puedes escribirlas a nuestro correo gestiondirect@gd.eu y con gusto nuestros profesionales te responderán.

Mantente informado sobre

las novedades tecnológicas

para avanzar hacia la digitalización de tu negocio, con Gestion Direct.

¿Qué te ha parecido este contenido?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los campos obligatorios están marcados con *

Correcto!
Por favor ingrese su nombre
Correcto!
Por favor ingrese su email
Correcto!
Por favor llene este campo
Es necesario aceptar las politicas de privacidad

Comentarios

    Sin comentarios

;

Entradas guardadas